El cambio de rumbo de Hyundai – Value School
- Articles, Blog

El cambio de rumbo de Hyundai – Value School


Existe una costumbre muy habitual entre las
gestoras y los fondos: presentar casos, ideas de inversión. Es decir, contar los fundamentos que les lleva
a invertir en una u otra empresa o a ponerla en el radar. Por ejemplo, el pasado mes de enero Cobas
AM presentó a Hyundai como su compañía del mes. Y no son los únicos que han apostado por
ella. Pero, ahora bien, ¿qué hay detrás de esas
empresas? ¿Cómo son? ¿Qué modelos de negocio tienen?¿Cuáles son sus principales fortalezas? Cuando compramos una acción o invertimos
en un fondo de renta variable lo que estamos haciendo no es otra cosa que comprar una pequeña
parte de estas empresas. Por eso, con esta nueva serie, desde Value
School queremos dar respuesta a todas estas preguntas. Queremos conocer mejor las empresas
en las que invierten los gestores más conocidos. ¿Qué mejor forma de acercarse al mundo valué? Así que… dicho esto, arranquemos. Y creo que te puedes imaginar cuál va a ser
la primera empresa a la que vamos echar un vistazo. ¿Verdad? Corea del Sur. Año 1947. Un emigrante norcoreano, Chung Ju-Yung monta
la Hyundai Construction, el primer eslabón de lo que terminaría convirtiéndose en uno
de los mayores conglomerados industriales de toda Corea del Sur. La de Chung Ju-yung es una de esas historias
de película, la historia de una persona que se abre camino frente a todo tipo de adversidades. Nace en lo que hoy es Corea del Norte, en
una familia de agricultores humildes y desde muy jóven trata de marcharse a Seúl para
tratar de ganarse un futuro. Cuando consigue llegar a la capital hace de todo: trabaja
como albañil, como repartidor, como empleado de mantenimiento de una fábrica… Pero el lo que quiere realmente es tener su
propio negocio. Y eso es exactamente lo que hace. Con tan solo 22 años, en 1937 consigue comprar
un pequeño negocio. Chung Ju-Yung ya era empresario. Y, finalmente, tras varias iniciativas empresariales
que terminan mejor o peor, en el año 1947 monta Hyundai Construction, el embrión del
grupo Hyundai, uno de los chaebols más importantes de Corea del Sur. Llegó a representar casi
el 20% del PIB. El caso es que apenas unos años más tarde,
en 1967, Chung Ju-Yung decidió apostar por la motorización de un país cuya economía
empezaba a despegar. Lo hizo creando la Hyundai Motor Company para
fabricar coches con licencias de Ford. Es decir, para fabricar y vender en Corea del
Sur viejos modelos de Ford a precios baratos. Ese fue el comienzo. Hoy, 5 décadas después, Hyundai Motor no
solo es el mayor grupo automovilístico de Corea del Sur sino también uno de los mayores
fabricantes de todo el planeta. Con más de 100.000 empleados, cada año Hyundai
Motor vende más de 4 millones de vehículos, y si además tenemos en cuenta a Kia -un fabricante
controlado por la propia Hyundai- entonces la cifra se dispara hasta superar los 7, ¡siete
millones de vehículos vendidos… cada año! Hablamos del quinto mayor grupo automovilístico
del planeta. Por supuesto son millones de coches que Kia
y Hyundai venden a lo largo y ancho de todo el mundo. Combinadas estas dos empresas tienen una cuota
de mercado del 69% en Corea del Sur, del 7% en Estados Unidos y del 5% en Europa y China. Ahora bien, no se puede decir que últimamente
las cosas para esta empresas hayan sido lo que se dice alegres. ¿Será precisamente
eso lo que les gusta a tantos y tantos inversores value? Por cierto, ¿a ti qué te parece? ¿Creés
que Hyundai Motor o la propia industria del automóvil puede ser una buena idea de inversión
para los próximos años? Si te parece podemos abrir debate en los comentarios. Pero antes… antes creo que es mejor tener
en cuenta algunas cuestiones… Importantes. (LOS AÑOS GRISES) Desde su fundación Hyundai ha sido una historia
de éxito. Tan solo desde el año 2000 sus ventas de automóviles se han triplicado.
Han pasado de 1,5 millones en el año 2000 a 4,6 millones el pasado 2018. Para que os hagáis una idea esto supone
un crecimiento anualizado del 6,4%, un 50% más que el crecimiento medio de la industria
durante el mismo periodo de tiempo. Sin embargo, ya os he dicho que durante los
últimos años las cosas no han sido precisamente alegres. Veréis, me explico: Hyundai, logró en el año 2012 un beneficio
operativo récord de 8,4 billones de wons, unos 6.200 millones de euros de hoy. Fue en el 2012 y fue su máximo histórico. Desde entonces, el beneficio operativo de
Hyundai Motor se ha reducido durante 6 años consecutivos. En 2018 el beneficio operativo fue de apenas
2,4 billones de wons. Es decir, una caída de algo más del 70% en tan solo 6 años. Y claro, la pregunta que podemos hacernos
es, ¿qué le ha pasado a Hyundai? ¿Es que acaso de repente sus coches han dejado
de gustar? Pues… En cierto modo, sí, algo de eso hay…
aunque no es el único factor. Lo cierto es que durante estos últimos años
la empresa surcoreana ha coleccionado las malas noticias. Por un lado, el punto fuerte de Hyundai eran
los coches tipo sedán… justo el tipo de coche que está siendo devorado por la revolución
de los SUV. Algo que, lógicamente, le ha supuesto no
solo vender muchos menos coches en mercados tan lucrativos como Estados Unidos y China
sino también tener que introducir descuentos para dar salida a estos modelos. (“Uno de nuestros desafíos entonces, y
me consta que continuó siendo un desafío, era que la administración estaba realmente
centrada en los coches tipo sedan “, Ed Kim, gerente de productos de Hyundai en EE. UU
entre 2004 y 2008.) Pero eso no es todo. Por otro lado, la crisis política entre China
y Corea del Sur que se dió tras la instalación por parte de Estados Unidos del sistema antimisiles
THAAD en Corea tampoco trajo nada bueno. Como respuesta a la instalación del sistema
antimisiles el gobierno chino promovió una especie de boicot contra los productos surcoreanos.
Y eso, eso provocó…atentos. (Las ventas chinas de Hyundai se desploman
con la crisis de los misiles. Bloomberg. 11/09/2017) De hecho, entre esta crisis geopolítica y
la moda Suv los resultados en China han sido malos.
Fijaos, mientras que en el año 2009 la cuota de mercado combinada de Hyundai y Kia era
de casi el 10% en 2018 se redujo a prácticamente la mitad. Y por si todo esto no fuera suficiente, la
compañía también se enfrentó durante este periodo a una revalorización del WON y a
un incremento de sus costes laborales como consecuencia de las presiones sindicales en
Corea del Sur. Vamos, tal y como veis, casi una tormenta
perfecta… que evidemente ha tenido consecuencias para sus accionistas. Desde el año 2012 la evolución de los títulos
de Hyundai motor ha sido mucho peor que la de prácticamente todos sus competidores. Desde el 2014 se deja un 40% Así que teniendo en cuenta todos estos elementos,
la pregunta, la gran pregunta que podemos hacernos es… ¿Qué estarán viendo tantos
y tantos inversores para apostar por esta empresa? Evidentemente, en este vídeo no podemos responder
a esta pregunta. Cada analista tendrá sus motivos, sus precios objetivos, sus razones. Pero lo que sí podemos hacer es tratar de
indagar en los puntos fuertes. ¿Tiene Hyundai Motor puntos fuertes? (¿PUNTOS FUERTES?) Después de la tormenta viene la calma…
Al menos eso es lo que se suele decir. ¿Ocurrirá lo mismo en este caso? Quién sabe. Lo que si podemos decir es que
la compañía está cambiando de arriba abajo su catálogo de coches. Desde enero del 2019, Hyundai ha introducidos
diez modelos nuevos o casi completamente rediseñados. Por supuesto, mirando al mercado. Alguno de
estos modelos como el Hyundai Kona – un pequeño SUV – están teniendo mucho éxito en Corea
y también en Estados Unidos donde ya ha conseguido superar la media de 5.000 unidades vendidas
cada mes. Y por delante está la presentación de la
gran apuesta para el mercado de Estados Unidos, un enorme SUV, el primer vehículo de tres
filas de la compañía coreana: El Palisade. Y, ¿sabéis qué? Esta nueva estrategia parece…
parece que está dando resultado: (Hyundai Motor regresa al crecimiento de beneficios
gracias en las buenas ventas de SUVs. Bloomberg) Y ahí no terminan todos los cambios. En el marco de esta ronda de cambios Hyundai
se ha aliado con Tencent, la empresa propietaria de Wechat para remontar en el mercado chino;
también ha presentado el que tal vez es el primer coche de hidrogeno fabricado en serie
y anunciado que va a duplicar su inversión en I+D. Así que con el nuevo catálogo y con la crisis
chino-coreana quedando poco a poco en el olvido parece que podrían llegar las buenas noticias
en forma de mejores resultados. Otro punto fuerte que podemos encontrar en
Hyundai es su presencia en algunos de los mercados potencialmente más atractivos…
del planeta. Por ejemplo, en la India, la suma de Hyundai
y Kia forman el segundo jugador. Combinadas tienen una cuota de mercado del
14% y una enorme infraestructura de venta y post venta. Y os recuerdo que la India está
llamado a ser uno de los grandes mercados para la industria del automóvil. Hablamos de un gigante dormido que puede estar
a punto de despertar y que hoy por hoy tiene muy pocos coches en comparación con su población.
Apenas 50 coches por cada 1000 habitantes. Y no solo se trata de la India. La empresa
también está ampliando su capacidad en países como Vietnam o Indonesia… Países pobres,
sí, pero con un fuerte crecimiento económico, una clase media emergente y mucha, muchísima
población. Sí, creo que este puede ser también un punto
interesante. Pero…. creo que si algo puede haber llamado
la atencion de muchos inversores value que confían en Hyundai es que las acciones de
la empresa parecen estar… baratas. Me explico. Si algo caracteriza a Hyundai
a nivel corporativo es que acumula mucho, muchísimo efectivo, dinero contante y sonante. Más del doble de lo que viene a ser habitual
en esta industria, lo miremos como lo miremos. Como veis hablamos de una empresa que tiene
más efectivo e inversiones líquidas en su balance que deudas. La caja neta viene a ser
de 12 mil millones de dólares. Y esto es mucho dinero, sobre todo si tenemos
en cuenta que la empresa en bolsa vale unos 26.000 millones de dólares. Dicho de otra forma, casi el 50% de la capitalización
bursátil es la caja neta que Hyundai tiene en balance. Dinero contante y sonante. Y ahí no queda todo. Hyundai tiene también
un montón de inversiones no estratégicas – se calcula que más de 2.000 millones – en
empresas que no tienen nada que ver con su actividad. Así que… Cuando se hacen estas correcciones…
y se tiene en cuenta la previsible mejora de resultados, podríamos estar ante una compañía
cotizando a menos de PER 4. Sí, creo que eso es algo que les gusta a
los inversores value. En fin, estoy seguro de que cada inversor
tendrá sus motivos y motivos distintos. Con este vídeo nuestra intención era conocer
mejor a Hyundai. Antes de terminar, queremos recordaros que
no debéis tomar este vídeo ni ningún otro de los que hacemos en Value School como una
recomendación sobre ninguna compañía, ese no es nuestro papel, ni nuestra intención. Con estos vídeos lo que queremos es acercaros
a empresas que están en el radar de muchos inversores value, conocerlas mejor y tratar
de indagar en sus principales fortalezas y debilidades. Creo que eso lo hemos conseguido, ¿no os
parece? Ahora sí, podemos abrir debate en los comentarios.
¿Qué pensáis de Hyundai? ¿Qué opinión tenéis de la industria del automóvil? Y ya sabés, si os ha gustado el vídeo dadle
a like y muy, pero que muy importante, no olvidéis suscribiros a Value School. Tenemos
muchas sorpresas y contenido super interesante por venir.

About James Carlton

Read All Posts By James Carlton

6 thoughts on “El cambio de rumbo de Hyundai – Value School

  1. Se ha estado encareciendo, la verdad es que un desafío vender un SUV por 15000 dólares sabiendo los chinos venden en esos precios.

  2. AL FIN!!!! UN VIDEO DE LOS QUE ME GUSTA GRACIAS!!!! Y POR FAVOR NO DEJEN DE HACER ESTOS VIDEOS; TAL CUAL 🙂

  3. Como que no termino de ver el sector por muy barato que esté, y mucho menos el entorno periférico de la compañía…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *